35199267373_45638414a8_z

Panamá y Costa Rica fortalecen la cooperación para impulsar la sostenibilidad de la pesca en pequeña escala

36009846125_343efc6790_z

Panamá, 18 de julio de 2017.- Técnicos del Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (INCOPESCA) y pescadores costarricenses comparten con funcionarios de la Autoridad de los Recursos  Acuáticos de Panamá (ARAP) y pescadores artesanales panameños su experiencia en la aplicación de las Directrices Voluntarias para lograr la Sostenibilidad de la Pesca en Pequeña Escala de la FAO y su propio modelo de Áreas Marinas de Pesca Responsable (AMPR), que fomenta la sostenibilidad y el empoderamiento de los pescadores.

La FAO reconoce la Cooperación Sur-Sur como un mecanismo eficaz para compartir soluciones innovadoras que pueden ampliarse en beneficio de otros países, como es el caso de este intercambio.

Gustavo Meneses, Presidente Ejecutivo de INCOPESCA, destacó la importancia de impulsar políticas comunes para fomentar la pesca artesanal en Centroamérica y animó a dar mayor protagonismo a este sector desde la óptica de la sostenibilidad ambiental y social de las comunidades.

En 2015, Costa Rica adoptó el modelo de gestión participativa de los recursos pesqueros AMPR, que está alineado con las Directrices Voluntarias para lograr la Sostenibilidad de la Pesca en Pequeña Escala (DPPE), convirtiéndose en uno de los primeros países en aplicarlas formalmente.

Socializar el modelo de gobernanza del sector pesquero de Costa Rica y facilitar las lecciones aprendidas de INCOPESCA y los pescadores costarricenses es el objetivo de este encuentro, que se desarrolla en Panamá entre los días 18 y 20 de julio.

“Queremos adoptar las Directrices de forma oficial y hacer partícipes a todos los actores interesados en la planificación y administración de las áreas pesqueras, que implique una definición de competencias y responsabilidades de todos”, resaltó Zuleika Pinzón, administradora general de la ARAP.

Asimismo, la titular de ARAP agregó que en el marco de la Presidencia Pro Témpore de la Organización del Sector Pesquero y Acuícola del Istmo Centroamericano (OSPESCA), Panamá impulsará la adopción de estas directrices en la región.

 

Gobernanza para la gestión sostenible de la pesca

La pesca tiene un papel fundamental en la lucha contra la inseguridad alimentaria y nutricional y la reducción de la pobreza, y tiene gran potencial para la generación de empleo, impulsar las economías territoriales y reducir la migración rural.

“En Panamá, como en muchos otros países, existen retos para asegurar la gestión sostenible de la pesca”, señaló  John Jorgensen, Oficial de Pesca de la FAO para Mesoamérica, agregando que el subsector de la pesca artesanal, que supone alrededor de 90% de los pescadores y es responsable de la mitad de los desembargues pesqueros, constituye un desafío especial para la ordenación debido a su diversidad y dispersión geográfica.

De acuerdo a la FAO, para atender de forma adecuada la pesca en pequeña escala, las políticas y los temas del desarrollo deben centrarse en las personas y las comunidades, fomentando la gobernanza para la gestión de los recursos pesqueros.

En este sentido, las DPPE, aprobadas por la Comisión de Pesca de la FAO en 2015, tiene el propósito de orientar a los países para brindar la atención adecuada a las necesidades del sector de la pesca artesanal de manera integral.

 

Costa Rica avanza en el fortalecimiento de la pesca artesanal

El Gobierno de Costa Rica ha dado importantes pasos para establecer normativas nacionales con una visión holística, interinstitucional e integradora en beneficio al sector pesquero y acuícola de pequeña escala fundamentado en los derechos humanos.

Además de adoptar las DPPE, el país inició en 2015 un proceso interinstitucional de desarrollo de una política nacional, dentro del Plan Nacional de Pesca y Acuicultura y el Plan Nacional de Desarrollo 2015-2018, orientada a favorecer la sostenibilidad de la pesca de pequeña escala en el contexto de la seguridad alimentaria, los derechos humanos y la erradicación de la pobreza.

Asimismo, ha fortalecido las cooperativas y organizaciones de molusqueras, piangüeros, pescadores y acuicultores tanto el Pacífico como en el Caribe y está elaborando una propuesta de un Plan para la Atención Integral del Golfo de Nicoya, donde se concentra el mayor porcentaje de pescadores en el país, para impulsar la mejora de las fuentes de empleo.

Por su parte, Panamá, con el apoyo técnico de la FAO, también ha promovido el desarrollo sostenible del sector pesquero en el país, involucrando a los integrantes del sector en su desarrollo y la planificación y favorecer su posterior gestión.